Wednesday, September 4, 2013

Cor Infractum

Solo hay uno que sabrá
El futuro que acontecerá
El que siempre tiene la razón
Y en sus manos mi corazón

¿Ha sido en vano mi amor?
¿Se ha de esfumar como el vapor?
De noche y de día camino
En la locura de un vicioso círculo

¿Por qué he de ser siempre rechazado?
El cielo y sus estrellas donde ando,
A la deriva siempre me han dejado
Con corazón, cada vez más enajenado

A Venus busqué en su infancia
Disfrutando de sus besos en abundancia
Soñando en arrogancia
Terminando en redundancia

¿De qué valió la devoción?
¿Si solo me trajo aflicción?
 Desde entonces mi corazón
Solo conoce mortificación.

La vorágine carnal
En la que se quiso ilusionar
Mi carne, mi alma; mi espíritu quiso repugnar
Pero por tiempo y tiempo no se pudo encandilar.

¿A Sandra llegue amar?
¿A Rebeca llegue amar?
Fueron tan solo un simple afán
Solo un simple afán.

Un espectro, una sombra
Recuerdos que se echan debajo de la alfombra
Tierras de fallida siembra
Un teatro de final de oba.

Más, a ti confesé mi verdadero amor
Sembrado por el sembrador,
Amor dado a aforador
Corazón amador.

¿Por qué rechazaste mi amor?
¿Por qué heriste mi corazón?
¿Por qué, por qué…?
Tanta preguntas, sin respuestas

Interrogantes que solo manifiestan

Te amo y te amé como nunca he amado
Te juré respetarte, no tocarte
Más, tú, lejos te has ido de mí
Siguiendo los deseos de tu carne

¿Tan desagradable es un futuro a mi lado?

Solo el que tiene mi corazón
El que siempre tiene la razón
Sabrá si regresarás…
O si morirá mi amor por ti en definitivo.

Porque el que ha prometido
Hará… de una manera o de otra.