Monday, December 31, 2012

Profecía 30 de Diciembre 2012


30 de diciembre de 2012

Lo siguiente fue revelado durante el culto de la mañana en la Iglesia Tabernáculo de Poder Cristo es mi Rey, Cabo Rojo, Puerto Rico

Así dice el Señor: “Aunque los impíos se muevan de aquí para allá, permanece tú, pueblo mío, sobre la roca. ¿Qué vendrá en este nuevo año? No te afanéis, ni te turbes por lo que acontecerá, porque, si yo estoy contigo. ¿Quién contra ti? ¿No soy yo tu sustento pueblo mío?”

“¿Me conoces pueblo? ¿Sabes quién soy yo tu Dios? Pues te conozco, y eres conocido ¿No me conoces? Pues no te conozco. Yo soy el que es, el que ha sido, y el que será; mi palabra no pasará. Soy la verdad y el Padre de las Mentiras vencí en la cruz del calvario.”

“¿Quién es el hombre para decirme a mi qué hacer? ¿Me dirá a un el hombre que y cuando hacer? No seas tú como los que dicen ser pero no son, que se acarrean para si la muerte. ¿No soy yo el Creador de todo lo que es, lo que ha sido, y lo que será?”

“El que resiste a mi voluntad, me niega delante de los hombres. ¡No seas tú, iglesia, de los que en aquel día les diré: Apartaos de mi hacedores de maldad, pues no os conocí!”

“¡Que reto mi reto lanzo una y otra vez a creerme a mí! Puerto Rico estremecerá; la policía no podrá detener lo que acontecerá. Yo he permitido que la confusión y la turbación reinen sobre el gobierno que será. ¡Ay que persecución se avecina para los fieles! Velad las iglesias, por que pronto disminuirán en cantidad, pero sepan que aumentará el poder, la gloria, y la unción que depositaré sobre ellas.”

“Mi venida está a la puerta, y los hombres se resisten a mi voluntad por orgullo y vanidad. Permítele a ni Espíritu derribar el orgullo y la vanidad de tu vida. Ríndete a mi voluntad pueblo, porque yo se los planes que tengo para ti, planes para bien y no para mal. Planes para darte esperanza y un futuro.”

“La voluntad permisible solo lleva por camino de ayes y dolores, pero ese es el camino que escogen los necios. Porque no obligo yo, ni violento yo el libre albedrío. Más lo que doy yo es perfección y bendición. Porque el hombre a veces pide conforme a su corazón; pero no conforme a lo que necesita, ni conforme a mi voluntad.”

Sunday, December 30, 2012

El rol del hombre y la mujer en un matrimonio


Edwin R. Jusino y Maritza Ojeda

Ya habido entendido en estudios pasados que el rol de la mujer fue mal traducido para mantener a la mujer enyugada al sistema patriarcal estoico ateniense (véase los escritos sobre libro: What Paul Really Said About Women) ¿Cuál es el rol del hombre y de la mujer en el matrimonio?

“Oye, hijo mío, la instrucción de tu padre, Y no desprecies la dirección de tu madre;” Proverbios 1:8.

Según este versículo el Padre es quien provee la instrucción, mientras que la Madre es quien provee la dirección. Según la Real Academia Española, instrucción significa acción de instruir;  caudal de conocimientos adquiridos, curso que sigue un proceso o expediente que se está formando o instruyendo. Instruir, por su parte, significa enseñar, doctrinar; comunicar sistemáticamente ideas, conocimientos o doctrinas. La palabra dirección significa acción y efecto de dirigir, consejo, enseñanza y preceptos con que se encamina a alguien. Dirigir significa enderezar, llevar rectamente algo hacia un término o lugar señalado.

Según el portal licoc.org, “instruir viene del Hebreo: chanak, que significa estrechar, iniciar, disciplinar, entrenar, instruir.”

La palabra dirección en hebreo es tsavah, que significa dar dirección; dirigir a uno en un viaje, proviene de la palabra tsa, que significa dirección. Ambas son la raíz para la palabra hebrea mitsvah, que significa “dirección”. Mitsvah también significa mandamiento, y su forma verbal es tsavah. La mits'vah de la Biblia no son órdenes, o normas y reglamentos, son las directrices o puntos de referencia que buscamos que nos guíen.

Teniendo esto en consideración, basado en el versículo de Proverbios 1:8, el hombre es quien instruye y disciplina al hijo en el conocimiento de la Biblia y de Dios, y la mujer es quien hace valer las directrices que el padre ha enseñado, y encamina al hijo por el camino correcto.

El rol del padre que disciplina lo podemos ver en Proverbios 3:11-12 y Hebreos 12:6.

“No menosprecies, hijo mío, el castigo de Jehová, ni te fatigues de su corrección; porque Jehová al que ama castiga, como el padre al hijo a quien quiere.” Proverbios 3:11-12

“Porque el Señor al que ama, disciplina, Y azota a todo el que recibe por hijo” Hebreos 12:6.

Esta disciplina es conforme a la palabra de Dios, tal y como los sacerdotes (que exploraremos más adelante) de Israel  ejecutaban para el pueblo.


¿Qué es lo que se supone que el Hombre enseñe a sus hijos?

Deuteronomio 4:9-13 dice  Por tanto, guárdate, y guarda tu alma con diligencia, para que no te olvides de las cosas que tus ojos han visto, ni se aparten de tu corazón todos los días de tu vida; antes bien, las enseñarás a tus hijos, y a los hijos de tus hijos.  El día que estuviste delante de Jehová tu Dios en Horeb, cuando Jehová me dijo: Reúneme el pueblo, para que yo les haga oír mis palabras, las cuales aprenderán, para temerme todos los días que vivieren sobre la tierra, y las enseñarán a sus hijos; y os acercasteis y os pusisteis al pie del monte; y el monte ardía en fuego hasta en medio de los cielos con tinieblas, nube y oscuridad;  y habló Jehová con vosotros de en medio del fuego; oísteis la voz de sus palabras, mas a excepción de oír la voz, ninguna figura visteis.  Y él os anunció su pacto, el cual os mandó poner por obra; los diez mandamientos, y los escribió en dos tablas de piedra.”

Es responsabilidad del padre de familia instruir al niño, tal y como dice en Proverbios 22:6: “Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.”

Estas responsabilidades de Instruir y Disciplinar son, esencialmente, las mismas del kohen, o sacerdote.

Daniel Contreras Márquez, de la página iglesia.net, describe el rol del sacerdote:

“Desde que Moisés recibió la ley de Dios en el Sinaí el pueblo experimentó un desarrollo espiritual incluido el sacerdocio. El sumo sacerdote, y en su efecto el sacerdote, era la persona que se comunicaba con Dios representando al pueblo y era a través de él que Dios mostraba qué dirección debía tomar el pueblo. Esto nos muestra que las relaciones entre Dios y su pueblo dependían en gran parte de la labor o ministerio sacerdotal.

De aquí llegamos a la conclusión de que el sacerdote era el hombre que debía conocer mejor que nadie el corazón de Dios por pasar mucho tiempo en su presencia.

Decir también que para que podamos entender plenamente el sacerdocio en el Nuevo Testamento es muy importante comprender cómo era la relación de Dios con Israel en el Antiguo Pacto, porque como hemos podido ver Israel fue llamada a ser una nación de sacerdotes (Ex.19:5-6) que guardaran el Pacto, y se conservaran santos (apartados con un propósito) a los ojos de Dios.

Por todo esto, podemos decir, que la tarea del sacerdote era velar por la santidad del pueblo y por ello representaba vicariamente (en lugar de...) a la nación delante de Dios, pues ella por sí misma era incapaz de ser santa.”

El hombre del hogar es el sacerdote que representa a su familia delante de Dios y quien tiene que procurar que su familia viva en santidad como lo registra la palabra de Dios; lo cual es su responsabilidad.

Por su parte, la madre es responsable de que lo que el padre ha enseñado a los hijos se cumpla. La madre también, junto con el padre, son responsables de enseñar al niño, tal y como dice en Proverbios  30:17 “El ojo que escarnece a su padre Y menosprecia la enseñanza de la madre, Los cuervos de la cañada lo saquen, Y lo devoren los hijos del águila.”

La madre es quien usa la disciplina para asegurarse que los hijos se mantengan en la dirección o mitsvah correcta tal y como dice en Proverbios 29: 15: “La vara y la corrección dan sabiduría; Mas el muchacho consentido avergonzará a su madre.”

Ambos el Padre y la Madre son responsables de la disciplina del niño en una u otra faceta de la vida. Es por esto la importancia del matrimonio para el propósito perfecto de Dios. Una pareja de hombre y mujer es lo que Dios instaló para que ambos ayuden a formar al niño, encaminándolo por el camino hacia el propósito por el cual Dios lo creo y le dio vida.

El problema actualmente en la sociedad del Siglo XXI, es que se ha roto el pacto matrimonial, pasando a un nivel sin importancia. Esto ha causado que el divorcio haya creado una generación de hogares disfuncionales, que por lo tanto, han levantado una generación rebelde a la enseñanza de los padres y madres.

Se debe hacer la aclaración, que a pesar de que el hombre es el sacerdote de la familia, y como dice en Efesios 5:23: “porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador”. Tal y como menciona en su libro John Temple Bristow (What Paul Really Said About Women), la palabra griega para cabeza usada por Pablo en este pasaje, kephale, era un soldado que iba delante de las tropas, el líder en el sentido de estar a la cabeza, el primero en la batalla. En términos de guerra espiritual, es el hombre quien se pone en brecha  por su familia, y por su mujer. No es en términos de que el hombre es superior a la mujer.

Tal y como dice en Génesis 2:21 (“Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar.”) la mujer fue creada de una costilla, para que tanto el hombre como la mujer fueran iguales en relación del uno al otro.

¿Debe la mujer “estar sujeta” o sea, subordinada a su esposo? John Temple Bristow nos dice que no, en el contexto tradicional de una relación de sumisión.

Sandra Clements escribe en Godswordtowomen.org: “Según la Dra. Katherine Bushnell, el sustantivo "sujeción" no se encuentra (en griego clásico), fuera del Nuevo Testamento. (1) Este término, por lo tanto, fue acuñado para describir las relaciones propias de los creyentes. Después de un análisis cuidadoso, se puede ver que el verdadero sentido de la palabra describe la gracia cristiana de ceder voluntariamente preferencias de uno a otro. Los principios tradicionales no están involucrados, ni tampoco la afirmación de sus derechos individuales.

Greco-latino Schleusner de Lexicon a la Septuaginta declara que la forma verbal "sujetarte a", no siempre transmiten la idea de sometimiento servil. Por ejemplo, Jesús, como un niño, estaba sujeto a Sus padres, sin embargo, sabemos que Él ni siquiera los consultó cuando estaba "en los negocios de su Padre." (Lucas 2:49,51). De esta cuenta, se puede ver claramente que para estar en sumisión es volitivo y abierto al propio discernimiento individual.

Por último, la sumisión no significa "obedecer". La palabra griega para "obedecer / obediencia" es hupakoe, que significa escuchar o atended a. Sumisión (hupotasso) significa meterse debajo y levantar, o poner en orden. Esto no significa obediencia. Gundry bien define este principio como una especie de compensación voluntaria de elevar a todos los demás a su propio nivel personal de importancia y dignidad. (2) Es interesante observar que otros idiomas refuerzan aún más este concepto. Por ejemplo, en Kluane, se escribe: "La traducción al alemán de la palabra, sich unterstellen, significa situarse en una disposición de otro." También puede ser un término militar que se refiere a la distribución equitativa de las tareas, apoyar, cumplimiento de la propia parte de la misión. "(3)”

El término de “sujetarse a”, huppotasso en el griego, es un término usado para que la esposa sea quien sea la columna fuerte en términos de soporte; después de todo, Dios creo la mujer de una costilla, un hueso esencial para la defensa de los órganos más importantes del cuerpo, como también para dar soporte al cuerpo. ¿Qué significa esto? Si el hombre es quien intercede frente a Dios por la familia como el sacerdote, la mujer es quien lo apoya, lo sostiene en la tarea espiritual. Tal como en el término kephale, huppotasso es un término militar donde habla de la distribución equitativa de las tareas, el marchar en unidad de espíritu en el hogar.

1 de Corintios 7:4 dice: “La mujer no tiene potestad sobre su propio cuerpo, sino el marido; ni tampoco tiene el marido potestad sobre su propio cuerpo, sino la mujer.”

Si el hombre no tiene potestad sobre su cuerpo, y la mujer tampoco tiene potestad sobre el suyo, ¿Por qué el uno sería superior al otro? La definición de huppotasso explica que es un arreglo de apoyarse en los asuntos conyugales, profesionales, como los ministeriales del uno y del otro,  de edificarse el uno al otro, de satisfacerse el uno al otro, más de uno superior al otro.

Finalmente, lo más importante del rol del hombre y de la mujer en el matrimonio es la esencia del mismo, amor. La palabra amor usada para describir el tipo de relación que debe existir entre la pareja es ágape, que es amor incondicional. Esta relación es perfectamente descrita en 1 de Corintios 13:4-8:

“El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, más se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.  El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará.”

Algo que se ha olvidado por esta sociedad es que el amor incondicional es tolerante y soporta las fallas del otro.

Colosense 3:12-14: “Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros. Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto.”

Friday, December 21, 2012

Cristianismo: Un resumen práctico


En este artículo intentaré de resumir lo básico del perfil de lo que debemos ser los cristianos y lo que no debemos ser. La forma en la que se presentará será contestando preguntas

¿Qué es un cristiano? Según el diccionario de la Real Academia Española un cristiano es aquel  que profesa la fe de Cristo. Según diccionarios.com la palabra cristiano significa aquel que profesa el cristianismo.  Pero, ¿qué dice la biblia que es un cristiano? En Marcos 16:15-18 dice “Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado. Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán.”

Un cristiano es aquel que cree en Jesucristo y obedece las órdenes de Jesús. Aquel que no cree en Jesucristo no es salvo, tal y como dice el versículo presentado. Pero quiero hacer énfasis en la parte de obediencia. Si Jesús nos ha enviado a todos los que creemos en el a predicar a Jesucristo por todo el mundo, hay que ser imitadores de Cristo. Por eso Jesús mismo dice que las señales que seguirán a sus seguidores son: “En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán.” 

El apóstol Pablo dice en 1 de Corintios 11:1: “Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo.” ¿Qué, entonces, significa esto? Que los cristianos debemos ser imitadores de Jesucristo, o sea, tener la mentalidad que tuvo Jesús. ¿Cómo entonces sabemos cuál es la mentalidad de Jesucristo? Hay dos maneras de saberlo, y ambas van de la mano. La primera es estudiando la biblia a profundidad, no solo leyéndola, sino que entrando analizarla y digerir lo que dice. La segunda es por medio de la revelación directa del Espíritu Santo, tras el bautismo del Espíritu (1 de Corintios 2:6-16).

Esto nos regresa al versículo introductorio de esta sección Marcos 16:16: “El que creyere y fuere bautizado, será salvo;”. Esa referencia ha bautizado, analizada en el contexto del versículo completo, se refiere al que recibe el bautismo del Espíritu Santo, por que más adelante en el versículo 17 dice: “Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas;” Las nuevas lenguas son uno de los dones del Espíritu Santo, que se reciben tras recibir el bautismo del Espíritu Santo; como también el don de sanidad, que también es mencionado en este pasaje. Claro está, no todo el mundo tiene el don de lenguas, sanidad o cualquiera de los otros dones espirituales mencionado o no, pero es interesante como Marcos pone ese don, en representación de los dones del Espíritu Santo, luego del bautismo. Si Jesús hubiera dicho sobre las señales previas hablar del bautismo, se pudiera entender como solamente el bautismo de las aguas. Pero, en este contexto, se tiene que entender que hacía referencia a ambos bautismos, el de agua como el de fuego.

Marcos también dice que el que creyere será salvo. Pero previo a este versículo también Jesús ordena que se predique el evangelio. Pablo en su epístola a los Romanos 10:8-10 dice: “Mas ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Esta es la palabra de fe que predicamos: que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.”

En resumen de esta sección: Un cristiano es un individuo que ha confesado que Jesús fue levantado de entre los muertos, que su sacrificio fue por la redención de nuestros pecados y que cree en esa confesión de corazón, por lo cual ha dicho al Espíritu Santo que venga a morar en su cuerpo, y ha sido bautizado por el Espíritu Santo. Este individuo tiene la autoridad para echar fuera demonios, y tiene dones espirituales. Su deber es el de predicar el evangelio a toda persona, y vivir una vida en santidad, tal y como la vivió Jesús.

Desafortunadamente en la iglesia del Siglo XXI existen dos tipos de cristianos: el cristiano carnal y cristiano espiritual. El cristiano carnal es aquel individuo que profesa ser cristiano, pero no actúa como tal. Apocalipsis 2:9 dice “Yo conozco tus obras, y tu tribulación, y tu pobreza (pero tú eres rico), y la blasfemia de los que se dicen ser judíos, y no lo son, sino sinagoga de Satanás.” Estos que dicen ser y no son,  son pobres en el espíritu, por eso son carnales. Su enfoque está en lo material, en lo temporal y no en lo espiritual. Juzgan todo con su propia sabiduría y no con la de Dios. Son como los fariseos, que no hacían lo que predicaban. Son personas de doble vida, aparentando ser una cosa, pero actuando de otra.

Por su parte, el espiritual es aquel que realmente vive lo que predica. Es aquel que es perseguido por su testimonio en Cristo. Mateo 5:10-12 dice: “Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros.” El espiritual es aquel que busca estar en la presencia de Dios y busca agradar a Dios en todo lo que hace. Es aquel que ha dado dominio completo de su vida a Dios.

Wednesday, December 12, 2012

Dios v. Ciencia: ¿No son reconciliables?


Miércoles 12 de diciembre de 2012
Edwin R. Jusino

Señor, tú nos has sido refugio. De generación en generación. Antes que naciesen los montes Y formases la tierra y el mundo, Desde el siglo y hasta el siglo, tú eres Dios. Vuelves al hombre hasta ser quebrantado, Y dices: Convertíos, hijos de los hombres. Porque mil años delante de tus ojos
Son como el día de ayer, que pasó, Y como una de las vigilias de la noche.
Salmo 90: 1-4

Para nosotros en mundo post-moderno, siempre está esa lucha por aceptar tanto lo que dice la ciencia, como lo que dice la Biblia. Peor aún, llegar a la universidad es encontrarse ante una pared secular que  niega, en ocasiones, o simplemente dice que no saben, la existencia de un creador. Recientemente vi una película titula The Genesis Code, donde varios de los protagonistas cuestionan a una cristiana por el Génesis. El clímax de la película ocurre cuando el hermano de la protagonista cuestionada, que es un escéptico estudiante de física, a instancias de su hermana, investiga varias teorías actuales de la física y descubre que tanto la Biblia, como la Ciencia, ambas dicen la verdad.

¿Cómo es esto posible?  El sistema o marco de referencia es la clave para entenderlo.  Un marco de referencia es un “conjunto de convenciones usadas por un observador para poder medir la posición y otras magnitudes físicas de un sistema físico. Las trayectorias medidas y el valor numérico de muchas magnitudes son relativas al sistema de referencia que se considere, por esa razón, se dice que el movimiento es relativo. Sin embargo, aunque los valores numéricos de las magnitudes pueden diferir de un sistema a otro, siempre están relacionados por relaciones matemáticas tales que permiten a un observador predecir los valores obtenidos por otro observador.”

Vea este video para entender lo que es un marco de referencia:


Entonces, para entender cómo es posible que tanto la ciencia y la Biblia ambas están correctas hay que primero ver cuál es el marco de referencia de ambas. Para Dios, quien es quien revela a Moisés, o a los escritores del Génesis, el relato de la creación encontrado en Génesis, el marco de referencia es el Universo mismo, mientras que para nosotros es la Tierra. Es aquí donde el problema surge, porque para nosotros, el tiempo es lineal. Entonces nos referimos a la Teoría de la Relatividad de Einstein que nos explica más sobre el concepto del Tiempo.



Entonces, si el tiempo de Dios es relativo al del universo, basándonos en la Teoría de la Relatividad, es totalmente posible que lo que en realidad para nosotros tomó 16 billones de años, para Dios le tomase 6 días. Ahora, para que esta teoría pueda ser validada tiene que estar acorde con lo que la Biblia postula sobre Dios.

Primero hagamos referencia al Salmo 90, versículo que proveí de entrada. El Salmo 90:4: “Porque mil años delante de tus ojos. Son como el día de ayer, que pasó, Y como una de las vigilias de la noche.”  Si mil años son como un día para Dios, entiéndase, que lo que el Salmista quiere decir es que el tiempo Dios se mueve afuera del tiempo lineal de los humanos que se basa en el movimiento de la tierra, o nuestro marco de referencia.

Un dato curioso que debo resaltar es, que para cuando se está escribiendo Génesis, y posteriormente los Salmos, las teorías explicadas anteriormente no eran conocidos. ¿Cómo es posible que un ser humano en la Era del Bronce, o en la Antigüedad pudiese postular que el tiempo es relativo?

El Salmo 90 también nos ofrece otra pista importante para validar la teoría que se postula: “Antes que naciesen los montes Y formases la tierra y el mundo, Desde el siglo y hasta el siglo, tú eres Dios.”(Salmo 90:1).

La Ciencia hoy en día postula que el universo fue creado en el momento del “Big Bang”. Veamos esta explicación:



Veamos este clip sacado de la película The Genesis Code donde nos entrelazan todo lo que llevamos aprendiendo sobre la física y el relato de la creación.



Eclesiastés 2:26 dice “Porque al hombre que le agrada, Dios le da sabiduría, ciencia y gozo; mas al pecador da el trabajo de recoger y amontonar, para darlo al que agrada a Dios. También esto es vanidad y aflicción de espíritu.” Dios dio la ciencia al hombre para que pudiera entenderle, y buscarle. El Salmo 97:6 dice “Los cielos anunciaron su justicia, Y todos los pueblos vieron su gloria.”


Entonces, ¿Por qué es tan difícil aceptar que la ciencia demuestra y prueba que lo que la Biblia dice es cierto? La ciencia nos enseña cómo fue que Dios lo hizo; cual fue el método que usó. La Biblia nos dice porque Dios lo hizo. El marco de referencia de ambas es diferente, pero ambas, tanto la ciencia como la Biblia nos relatan el mismo suceso.



Tuesday, December 11, 2012

Profecia Diciembre 7 de 2012


Lo siguiente fue dado en la Iglesia Roca Fuerte, San Germán, Puerto Rico el viernes 7 de diciembre de 2012.

 Así dice Jehová: “Voy a limpiar los altares de esta isla. Sacaré el emocionalismo, la perversión, la egolatría, y a los ladrones de ellos, porque han mezclado lo inmundo con lo de mi Espíritu. Soy quien Soy, y se acerca el día y la hora de que mi furor llegue a mi Pueblo. Demando santidad y no vidas de doble ánimo. Porque como Laodicea serán; al tibio lo vomitaré de mi boca.”

“Pero hay todavía un remanente fiel. Hay todavía entre mi Pueblo aquellos que se han consagrado para mí. Aquellos que no han doblado rodillas a los baales. A estos protegeré y honraré el pacto que hecho con ellos.”

“Despierta Pueblo mío. Mantén la vigilia por que pronto es mi venida. Vendrá el destructor para esta isla, como ladrón en la noche. ¡Que ay el ay que se aproxima! Estoy llamando a la puerta de aquellos que se han alejado, para entrar y cenar con ellos y ellos conmigo. Aún es el tiempo de mi misericordia para con Puerto Rico. ¿Creen que el gobierno resuelve los problemas? Permito que los gobernantes sean turbados y confundidos por las voces del enemigo. Oh Iglesia, te perseguirán amada mía.”

“¿Permanecerás fiel a mi o huirás como Jonás? Esfuérzate y se valiente, porque yo estoy contigo en medio de la tribulación. Yo soy fiel al que me es fiel, y al que no me es fiel. Pero no sacrifico mi justicia en el altar del amor.”

“Soy Jehová y demando santidad y obediencia. Quiero una generación de guerreros, pero mi Iglesia está distraída por los afanes del mundo.”