Wednesday, December 12, 2012

Dios v. Ciencia: ¿No son reconciliables?


Miércoles 12 de diciembre de 2012
Edwin R. Jusino

Señor, tú nos has sido refugio. De generación en generación. Antes que naciesen los montes Y formases la tierra y el mundo, Desde el siglo y hasta el siglo, tú eres Dios. Vuelves al hombre hasta ser quebrantado, Y dices: Convertíos, hijos de los hombres. Porque mil años delante de tus ojos
Son como el día de ayer, que pasó, Y como una de las vigilias de la noche.
Salmo 90: 1-4

Para nosotros en mundo post-moderno, siempre está esa lucha por aceptar tanto lo que dice la ciencia, como lo que dice la Biblia. Peor aún, llegar a la universidad es encontrarse ante una pared secular que  niega, en ocasiones, o simplemente dice que no saben, la existencia de un creador. Recientemente vi una película titula The Genesis Code, donde varios de los protagonistas cuestionan a una cristiana por el Génesis. El clímax de la película ocurre cuando el hermano de la protagonista cuestionada, que es un escéptico estudiante de física, a instancias de su hermana, investiga varias teorías actuales de la física y descubre que tanto la Biblia, como la Ciencia, ambas dicen la verdad.

¿Cómo es esto posible?  El sistema o marco de referencia es la clave para entenderlo.  Un marco de referencia es un “conjunto de convenciones usadas por un observador para poder medir la posición y otras magnitudes físicas de un sistema físico. Las trayectorias medidas y el valor numérico de muchas magnitudes son relativas al sistema de referencia que se considere, por esa razón, se dice que el movimiento es relativo. Sin embargo, aunque los valores numéricos de las magnitudes pueden diferir de un sistema a otro, siempre están relacionados por relaciones matemáticas tales que permiten a un observador predecir los valores obtenidos por otro observador.”

Vea este video para entender lo que es un marco de referencia:


Entonces, para entender cómo es posible que tanto la ciencia y la Biblia ambas están correctas hay que primero ver cuál es el marco de referencia de ambas. Para Dios, quien es quien revela a Moisés, o a los escritores del Génesis, el relato de la creación encontrado en Génesis, el marco de referencia es el Universo mismo, mientras que para nosotros es la Tierra. Es aquí donde el problema surge, porque para nosotros, el tiempo es lineal. Entonces nos referimos a la Teoría de la Relatividad de Einstein que nos explica más sobre el concepto del Tiempo.



Entonces, si el tiempo de Dios es relativo al del universo, basándonos en la Teoría de la Relatividad, es totalmente posible que lo que en realidad para nosotros tomó 16 billones de años, para Dios le tomase 6 días. Ahora, para que esta teoría pueda ser validada tiene que estar acorde con lo que la Biblia postula sobre Dios.

Primero hagamos referencia al Salmo 90, versículo que proveí de entrada. El Salmo 90:4: “Porque mil años delante de tus ojos. Son como el día de ayer, que pasó, Y como una de las vigilias de la noche.”  Si mil años son como un día para Dios, entiéndase, que lo que el Salmista quiere decir es que el tiempo Dios se mueve afuera del tiempo lineal de los humanos que se basa en el movimiento de la tierra, o nuestro marco de referencia.

Un dato curioso que debo resaltar es, que para cuando se está escribiendo Génesis, y posteriormente los Salmos, las teorías explicadas anteriormente no eran conocidos. ¿Cómo es posible que un ser humano en la Era del Bronce, o en la Antigüedad pudiese postular que el tiempo es relativo?

El Salmo 90 también nos ofrece otra pista importante para validar la teoría que se postula: “Antes que naciesen los montes Y formases la tierra y el mundo, Desde el siglo y hasta el siglo, tú eres Dios.”(Salmo 90:1).

La Ciencia hoy en día postula que el universo fue creado en el momento del “Big Bang”. Veamos esta explicación:



Veamos este clip sacado de la película The Genesis Code donde nos entrelazan todo lo que llevamos aprendiendo sobre la física y el relato de la creación.



Eclesiastés 2:26 dice “Porque al hombre que le agrada, Dios le da sabiduría, ciencia y gozo; mas al pecador da el trabajo de recoger y amontonar, para darlo al que agrada a Dios. También esto es vanidad y aflicción de espíritu.” Dios dio la ciencia al hombre para que pudiera entenderle, y buscarle. El Salmo 97:6 dice “Los cielos anunciaron su justicia, Y todos los pueblos vieron su gloria.”


Entonces, ¿Por qué es tan difícil aceptar que la ciencia demuestra y prueba que lo que la Biblia dice es cierto? La ciencia nos enseña cómo fue que Dios lo hizo; cual fue el método que usó. La Biblia nos dice porque Dios lo hizo. El marco de referencia de ambas es diferente, pero ambas, tanto la ciencia como la Biblia nos relatan el mismo suceso.



No comments: