Tuesday, September 18, 2012

Por tu palabra





Aunque ande en valle de sombra de muerte,
No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo;
Aunque al acecho de mi alma ande la muerte
Creeré que tú estás en mi tribulación.
¿Quién soy yo para juzgar tus motivos?
la fe es la certeza de lo que se espera,
la convicción de lo que no se ve.

En el principio era el Verbo,
el Verbo era con Dios,
el Verbo era Dios.
En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres
La luz en las tinieblas resplandece,
las tinieblas no prevalecieron contra ella.

Si contra ti no han prevalecido las tinieblas
¿Por qué ha de haber temor en mi corazón?
Cúbreme con tu fuego
Y acéptame como holocausto vivo para ti
Quiero que mi vida sea un reflejo de ti.

Los vaivenes de la vida acechan mi corazón
Más, afírmame en tu roca para prevalecer.

No comments: