Saturday, June 23, 2012

Cuando Dios deja de hablar por sus profetas


Sábado 23 de junio de 2012
Edwin R. Jusino

“Y haré que se pegue tu lengua a tu paladar, y estarás mudo, y no serás a ellos varón que reprende; porque son casa rebelde.”
Ezequiel 3:26

Dios todavía usa a los profetas entre medio del cuerpo para hablarle a los hombres palabras y manifestar su  gloria. Pero, muchas veces, cuando lo que Dios dice a través del profeta no es del agrado de los hombres, el pueblo tiende a levantarse contra el profeta, cuando es Dios y no el hombre el que ha dicho lo que no agradó. Algo que como cristianos muchos no han entendido, es que Dios es dios, y el determina lo que es mejor, a pesar de lo que el hombre quiera para su vida.

Hay ocasiones que Dios hace enmudecer a los profetas, tal y como observamos en el versículo introductorio de Ezequiel. La razón de Dios enmudecer al profeta es por la rebeldía del pueblo, porque la congregación se ha convertido en una casa rebelde. Hay que aclarar que este enmudecimiento difiere al silencio de Dios, que se refiere mas a cuando Dios va actuar pero permanece en silencio.

Veamos que significan ciertas palabras claves para entender este mensaje:

La palabra mudo, según el diccionario de la Real Academia Española, significa  privado de la facultad de hablar. La palabra silencio significa abstención de hablar.

Entonces hay una diferencia entre cuando Dios hace silencio a cuando Dios enmudece a un profeta. Esto es por que cuando hace silencio, no necesariamente deja de hablar de otros temas, pero cuando enmudece, el profeta deja de hablar en su totalidad.

Entendiendo esta diferencia, ¿Por qué Dios enmudecería a un profeta? Ezequiel 3:26-27 nos da la respuesta: “27 Más cuando yo te hubiere hablado, abriré tu boca, y les dirás: Así ha dicho Jehová el Señor: El que oye, oiga; y el que no quiera oír, no oiga; porque casa rebelde son.”

Dios enmudeció a Ezequiel por que el pueblo era rebelde y vez tras vez se levantaban contra Ezequiel, debido a que Dios usaba a Ezequiel para disciplinarlos.

¿Qué es un pueblo que se ha convertido en casa rebelde?

Ezequiel 2:5 dice: “Acaso ellos escuchen; pero si no escucharen, porque son una casa rebelde, siempre conocerán que hubo profeta entre ellos.” Vemos en este versículo que una casa rebelde no escucha al profeta.

Ezequiel 2:6 dice: “Y tú, hijo de hombre, no les temas, ni tengas miedo de sus palabras, aunque te hallas entre zarzas y espinos, y moras con escorpiones; no tengas miedo de sus palabras, ni temas delante de ellos, porque son casa rebelde”.

Aquí vemos que los que son casa rebelde son zarza y escorpiones. Una zarza es un arbusto con espinas de la familia de las Rosáceas, con tallos sarmentosos, arqueados en las puntas, prismáticos, de cuatro a cinco metros de largo, con aguijones fuertes y con forma de gancho, hojas divididas en cinco hojuelas elípticas, aserradas, lampiñas por el haz y velludas por el envés, flores blancas o róseas en racimos terminales, y cuyo fruto, comestible, es la zarzamora. Un escorpión es un arácnido con tráqueas en forma de bolsas y abdomen que se prolonga en una cola formada por seis segmentos y terminada en un aguijón curvo y venenoso.

Entiéndase, que los miembros de una casa rebelde son personas que aparentan ser una persona hermosa por fuera, pero cuando te les acercas te hieren con sus espinas y te inyectan su veneno como el escorpión. Así es que el pecado se propaga por un pueblo destruyendo la unidad, llevándolos a la derrota.  Tomemos el ejemplo del pecado de Acán en Josué 7:1: “Pero los hijos de Israel cometieron una prevaricación en cuanto al anatema; porque Acán hijo de Carmi, hijo de Zabdi, hijo de Zera, de la tribu de Judá, tomó del anatema; y la ira de Jehová se encendió contra los hijos de Israel.”

Debido a la desobediencia de Acán, lo que significó que Acán se había rebelado contra Dios, el pueblito de Hai, que eran numéricamente inferiores a los Israelitas, los derrotó. El pueblo entero sufrió el castigo por un solo rebelde, imagínese cuanto más será el juicio de una casa rebelde. En el caso de Acán su sentencia fue una de muerte para él y toda su familia (Josue7:24-25).

Ezequiel 2:8 dice “Mas tú, hijo de hombre, oye lo que yo te hablo; no seas rebelde como la casa rebelde; abre tu boca, y come lo que yo te doy.” Observamos en este versículo que una casa rebelde no digiere la palabra que Dios les da, más bien la rechaza. El rechazar la palabra de Dios es un pecado que acarrea juicio contra nuestra vida. 

Jesús dijo en Juan 12: 48-49: “El que me rechaza, y no recibe mis palabras, tiene quien le juzgue; la palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero. Porque yo no he hablado por mi propia cuenta; el Padre que me envió, él me dio mandamiento de lo que he de decir, y de lo que he de hablar”. Aquí el Maestro nos dice que el que rechaza la palabra de Dios, rechaza a Jesús, y por consiguiente al Padre. Esa persona, no tiene salvación por que ha rechazado a Jesús en su vida.

Ezequiel 12:2 dice: “Hijo de hombre, tú habitas en medio de casa rebelde, los cuales tienen ojos para ver y no ven, tienen oídos para oír y no oyen, porque son casa rebelde.”  En este versículo vemos que Dios describe a una casa rebelde como aquellos que pudiendo ver no quieren ver, y pudiendo oír no quieren oír. Conscientemente ignoran lo que Dios una y otra vez les ha demandado, y entran en contienda contra Dios. La acción de ignorar lo que Dios les demanda, es lo mismo que rechazar la palabra de Dios.

Finalmente, Ezequiel 12:25 dice “Porque yo Jehová hablaré, y se cumplirá la palabra que yo hable; no se tardará más, sino que en vuestros días, oh casa rebelde, hablaré palabra y la cumpliré, dice Jehová el Señor.” Finalmente vemos la última característica de una casa rebelde, incredulidad. La incredulidad de la casa rebelde la lleva a rechazar la palabra de Dios, y a decir que este no es el momento en el que se cumplirán las promesas como dice Ezequiel 17:27.

Una casa rebelde no es necesariamente un pueblo, sino que como hemos estudiado anteriormente, una casa es un templo, y cada individuo es un templo viviente.

No comments: