Sunday, January 30, 2011

Genesis 3: Desobediencia

Estudio #1: Génesis
Versión: Reina-Valera 1960
Capitulo 3
“Y Dios le dijo: ¿Quién te enseñó que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol de que yo te mandé no comieses?”

¿Qué es el pecado? Muchas veces nos hacemos esta pregunta. Hay quienes predican que no existe tal cosa como el pecado, otros se van a los extremos, y aun otros creen en otras verdades. La biblia es bien clara en cuanto a lo que es el pecado: desobediencia. El hombre cayó de la gracia de Dios cuando desobedeció las directrices que le dio Jehová Dios. El pecado, en resumidas cuentas, es desobediencia. Desobediencias es, según la Real Academia Española, acción y efecto de desobedecer. Desobedecer es: dicho de una persona: No hacer lo que ordenan las leyes o quienes tienen autoridad.

Este capítulo que examinamos hoy es la explicación de cómo el hombre lo perdió todo, por desobedecer a Dios. Las instrucciones dadas a Adán por Dios fueron simples, puedes comer de todos los árboles del edén pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis. ¿Por qué Dios, que es todo conocedor, pondría el árbol del conocimiento en el huerto, y le prohibiría al hombre comer del mismo? Dios nos prueba a cada uno de nosotros. Dios probó a Adán y Eva de esta manera. Dios no quiere robots, sino, quiere que los humanos le obedezcan por su propia iniciativa. Sin una opción para poder desobedecerle, no existiría el libre albedrío. El mismo se puede definir en una simple frase: obedecer o no obedecer a Dios.

Tenemos que notar un antes y un después en esta historia. Previo a desobedecer, el hombre gozaba de una relación íntima con Dios. Esto lo notamos en el momento que Dios hace un llamado a Adán, luego de conocer que han comido del fruto que él les había prohibido. A diferencia de lo que mucha gente cree, ese fruto no era un manzana, ni tampoco fueron relaciones sexuales. ¿Por qué sabemos que el fruto prohibido no era el sexo? Porque en el capitulo previo, ya se había dicho que la mujer dejaría a su padre y se convertiría en una sola carne con su esposo. Además… seamos honestos. Dudo mucho que Adán no se haya acostado con Eva previo a la caída; eso sí, las relaciones sexuales eran en santidad, en pureza, perfectas como Dios las había creado. Luego de la caída, eso cambiaría.

Veamos que la naturaleza humana es culpar a otros por nuestros errores. El hombre culpó a la mujer, la mujer a la serpiente. Aquí vemos que Dios es un Dios de justicia, y paso juicio sobre cada una de las partes, sin excepción. Esta es la segunda vez, en la historia bíblica que Dios pasa juicio sobre la serpiente, y la primera vez que un ser humano recibe un juicio de Dios; en este caso nos afectó a todos. Debido a la desobediencia, el ser humano perdió esa relación directa e íntima que tenía con el Señor. Antes podíamos ver a Dios físicamente, pero por causa del pecado, ya la población en general no puede ver el mundo espiritual en su día a día. Por culpa de la desobediencia, perdimos la inocencia que teníamos cuando nuestra raza fue creada, y todo lo contrario a Dios nació en el ser humano. La codicia, avaricia, inmoralidad sexual, odio, e incluso la muerte.

¿Por qué la muerte? Si nos fijamos, en el Edén también estaba el árbol de la vida, del cual su fruto no había sido prohibido. Debido a esto, la vida de los seres humanos era alargada, porque vivían en la santidad y presencia de Dios. El comer del fruto del árbol de la vida significa que el ser humano tenía esa relación directa con Dios. Al no poder comer de este fruto, y ser separados de la presencia física de Dios, entro en escena la mortalidad del ser humano.

Un personaje importante en todo esto, es la serpiente. Inclusive, podríamos decir que este pasaje es prueba contundente que la biblia, avala la evolución: Gen. 3:14: “Y Jehová Dios dijo a la serpiente: Por cuanto esto hiciste, maldita serás entre todas las bestias y entre todos los animales del campo; sobre tu pecho andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida.” ¿Por qué Dios diría que se arrastraría si ya se arrastraban? ¿Será que las serpientes tenían patas como el resto de los animales? Ciertos estudios han revelado que en la anatomía de la serpiente, en algún momento del pasado, la serpiente contaba con patas, al igual que muchos anfibios y reptiles de hoy en día.

La Serpiente Antigua, también es un símbolo del pecado y la desobediencia. La serpiente, quién es Lucifer, es un símbolo que a menudo escucho a Dios hablarme, especialmente a mí. Tuve una experiencia de una vez ver a la Serpiente Antigua, y de ella emanaba toda desobediencia: perversión, engaño, mentira, etc. ¿Por qué perversión, engaño y mentira? La serpiente le mintió a Eva, diciendo que si comía del fruto, no moriría. No murió físicamente en el momento, pero murió espiritualmente. Engaño a Eva diciendo: sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal. O sea, la serpiente le insinuó a Eva, que si comía de ese fruto, sería como Dios, pues obtendría la sabiduría de Dios. En cuanto a la Perversión, vemos que luego de que ambos comieran se avergonzaron por su desnudez. Eso significa que la pureza y santidad sexual que gozaban Adán y Eva, fue quebrantada al momento de su desobediencia.

Saturday, January 29, 2011

Analisis Genesis 2

Estudio #1: Génesis
Versión: Reina-Valera 1960
Capítulo 2

“Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente.”

En el pasado estudio analizamos el proceso de creación de la Tierra. En este capítulo, su enfoque es la creación del ser humano. Como punto de partida, me gustaría mencionar que este relato del capítulo 2 es otro relato de la creación, la misma proviene de una vertiente diferente dentro de la teología judía (honestamente no me acuerdo cual es cual pero sé que una es la sacerdotal.) Mi enfoque, al igual que el del capítulo es el ser humano.

En Génesis 2:7, el versículo puesto al principio, habla que Dios creó al hombre del polvo de la tierra. Analicemos un poco que quiere decir esto. Según la teoría de la evolución de Carlos Darwin, los seres humanos provenimos de un ancestro común con los simios. Entiendo que aunque tengamos rasgos similares con los simios, y ADN similar como con los chimpancés, la raza humana se desarrolló por un sendero diferente. ¿Por qué digo esto? Dios es el creador, y debido a esto la posibilidad de que su creación se parezca al nivel genético y de formación a nivel de embrión es una posibilidad muy alta.

Pero algo que quiero resaltar es el aliento de vida. Dios nos dio vida; una y otra vez podemos ver en diferentes momentos bíblicos es que Dios tiene el control sobre la vida y la muerte. El hecho que nos despertamos, que podemos respirar, que podemos anhelar y apreciar la vida, es porque Dios nos sopló vida. En algunas iglesias donde el Espíritu Santo tiene libertad de manifestarse, observamos que en algunas ocasiones, los que están ministrando soplan a las personas. Esto es un símbolo que alude a este versículo de la palabra de Dios. La mayoría de los que ministran en estas iglesias son siervos que permiten que Dios los use de la manera que le plazca.

He escuchado de testimonios de personas que literalmente han sentido que su aliento de vida se les escapa, mientras ministran. Es entonces que sienten cuando Dios les ha soplado vida, y según me han relatado, sienten como su cuerpo agarra fuerzas para continuar viviendo. ¿Por qué pierden el soplo de vida? Aunque todavía no debo todavía entrar en lo que es la Guerra Espiritual de lleno, es necesario explicar que cuando las personas interactúan en el mundo espiritual, el enemigo intenta destruirte, literalmente. Entraré en una explicación más profunda en otro estudio.

No voy hablar sobre el Edén. La existencia física o espiritual del lugar es inverosímil para el segundo de los mensajes importantes de este capítulo. Notemos que Dios pone al hombre, quién llamó Adán, en el Edén y le dio unas simples instrucciones: “De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.” En el próximo capítulo estaremos hablando del pecado, pero aquí ya podemos percibir lo que es el pecado: desobediencia a Dios.

También podemos observar que Dios creó una mujer. Interesantemente, la creó usando una costilla del hombre. Pudo a verla creado de cualquier otra sustancia o parte del cuerpo. ¿Por qué de una costilla? Las costillas son de los huesos más fuertes y más flexibles del cuerpo humano. Son las que protegen al corazón, y los pulmones del hombre. De esta manera, Dios quiso que la humanidad entendiera que tanto el hombre como la mujer son iguales, y ninguno es superior al otro. Creo la mujer de una costilla por que las mujeres son las que guardan uno de los elementos más importantes de los hombres: nuestro corazón. Las mujeres, como las costillas, son fuertes y flexibles, pueden hacer diversas funciones, y aun así, son lo suficientemente frágiles, como las costillas. Un golpe fuerte a un mujer por parte de un hombre, sea físico o emocional, las afecta y las hiere.

También vemos que Dios la creo del hombre. La mujer es, como dice Jehová, la pareja idónea, la que complementa al hombre. También vemos algo muy importante, o tal vez lo más importante de este capítulo. Cuando un hombre y una mujer tienen relaciones sexuales, se unen físicamente, emocionalmente y espiritualmente. Por eso veremos que Dios es tan meticuloso y estricto en cuanto al sexo. Por ejemplo: un individuo tiene relaciones sexuales con una joven. Luego más adelante tiene relaciones sexuales con otra. La segunda vez, en el momento de hacerlo, no solo estaría teniendo relaciones sexuales con la segunda, sino que como se unió tanto físico, mental, y espiritualmente con la primera, esa esencia de ella que está en él se une en la nueva unión.

Por experiencia, puedo decir, que el peor pecado que comete un hombre es la inmoralidad sexual. De hecho el pecado sexual, como veremos después, es de los más peligrosos, pues los demás son fuera del cuerpo, pero pecar sexualmente es pecar contra el templo de Dios.

Friday, January 28, 2011

Analisis Génesis 1:1

Estudio #1: Génesis
Biblia: Versión Reina-Valera 1960
Capitulo 1

“En el principio creó Dios los cielos y la tierra.” Génesis 1:1

Decidido a dedicarle una hora de mi tiempo a Dios, todos los días que no haya reunión en el templo, tomare esa hora para escribir las lecciones que Dios me dé por medio de su palabra. Tal vez muchos de ustedes, amigos o rivales míos, lean esto y se rían. Pero como dice la palabra: “Conoceréis la verdad, y la verdad os hará libre”. También, poco a poco, iré dando partes de mi testimonio por medios de las lecciones, algo sumamente difícil porque, revelar la intimidad de uno al público, es lo más humillante que existe; pero para morir al yo, entiendo que es parte de lo que se tiene que hacer.

En esta lección estaré analizando Génesis  capitulo 1. El mismo comienza con el famoso versículo, el mismo que escribimos como introductorio a esta lección; en esas 10 palabras podemos obtener mucha información para compararla con las teorías científicas que imperan sobre la creación del universo. Algo que siempre eh notado es que el texto de la Biblia es como un ser viviente. Tiene su propia vida, su propia voz.  ¿A que me refiero? Pues, cuando leemos la biblia, vemos que los libros que encontramos entre sus páginas nos llevan en una etapa de crecimiento. Es decir, mientras más antiguo en la cronología, más al nivel elemental encontramos las lecciones.

Por ejemplo, 2 de Pedro 3:4 dice “Mas, oh amados, no ignoréis esto: qué para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día.” Quiérase entender que si para Dios 1 día es como mil años, podría también ser como un millón de años. Ósea, si Dios no está limitado al tiempo como nosotros ¿Por qué cuando leemos Génesis 1 queremos limitar el tiempo a lo estipulado? Tomando esto en consideración podemos pasar a entender que Génesis 1 es en realidad la manera de Dios explicarle a un humano de poco conocimiento, a un ser humano inmaduro que pensaba que el mundo era plano, los procesos tanto formativos como evolutivos de la tierra.

Vemos como en el primer versículo entendemos que Dios creo el universo. ¿Cómo explicar la teoría del  “Big Bang” a unos nómadas del desierto? En ese versículo está estipulado que Dios creó los cielos y la tierra. ¿De qué manera lo hizo? No explica, ciertamente podemos inferir usando la ciencia de hoy en día que creó la materia y la energía y que eventualmente el proceso explicado en la teoría del “Big Bang” terminó creando los primeros elementos y por consiguiente las estrellas, los planetas, etc. ¿Cómo podemos estipular que Dios es el causante de la explosión de la teoría? La teoría no explica como toda la materia y energía del universo entero estaba compactada en un solo lugar. ¿Cómo se creó esa energía y materia, si la misma ciencia dice que ni la energía ni la materia pueden ser creadas o destruida?  Ciertamente podemos argumentar que Dios creó esa materia y esa energía y la puso en marcha. La misma biblia en Apocalipsis nos dice que Dios no tiene principio ni final. Para seres limitados y creados es difícil entender este concepto: Dios no fue creado, el siempre ha existido, y siempre existirá. Tomaría muchas páginas de cuestionamientos, y planteamientos para explicar esa simple frase, y por eso no entrare en ella; por ahora.

Vemos que en el versículo 2 dice: “Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas.” Si la tierra estaba desordenada, eso quiere decir que ya estaba creada. Según la geología, la Tierra pasó por un periodo de formación, o acreción. En ese periodo, la astro geología nos explica que la Tierra fue bombardeada por asteroides carbónicos (Carbonaceus), y que en estos asteroides que fueron impactando la tierra se encontraron los elementos que eventualmente le darían forma a la Tierra. El versículo menciona que el Espíritu de Dios se movía sobre la faz del abismo. En la Nueva versión Internacional nos dice: “La tierra era un caos total, las tinieblas cubrían el abismo,  y el Espíritu de Dios iba y venía sobre la superficie de las aguas.”

Según la Real Academia Española, Abismo significa: “Profundidad grande, imponente y peligrosa, como la de los mares, la de un tajo, la de una sima, etc.”. Entonces, ciertamente, ambas versiones describen que el Espíritu de Dios andaba sobre la faz de las aguas. Si ya las aguas estaban presentes, eso significa que ya el proceso de formación de la Tierra había comenzado previo. Según el tiempo geológico podemos encontrar este versículo en la era críptica,  después de que la tierra tuviera agua.

En los próximos versículos, del 3-13, vemos como comienza el proceso de crear la vida en el planeta. Un proceso que ciertamente, tomaría millones de años. Ahora, lo curioso está cuando llegamos al versículo 14 cuando habla de la creación del Sol y la Luna. Yo no soy quién para juzgar porque el escriba o el redactor escribió este versículo en este sitio del pasaje. Ciertamente según la cronología científica, y la lógica humana está fuera de lugar, hubiera sido más efectivo al principio del capítulo. Es importante notar que según teólogos, e historiadores que se han tomado la tarea de estudiar más a fondo la historiografía detrás de estos libros, el Génesis, particularmente, fue concebido como una historia oral, que luego fue redactada en papiro.

¿Cómo podemos estar tan seguros que la historia es fiel a como fue concebida?  Si observamos la cultura judía, podemos percibir que son bien cuidadosos al redactar y relatar sus historias. Ciertamente, la memorización de estos relatos perfectamente no está fuera de la realidad humana. Para dar un ejemplo más concreto, si un escriba judío hacía un error en su tarea de copiar un libro, que en aquella época eran rolos,  cogía el rolo, lo quemaba, y comenzaba de nuevo. Ahora, el por que del versículo estar donde está, es un mistério, pero si lo movemos de lugar por un segundo, la cronología bíblica no se diferencia de la científica.

En fin, podemos tomar este relato de la creación de la Tierra y compararla con la cronología geológica y podemos ver que ciertamente, se complementan.