Thursday, November 10, 2011

Las contradicciones de la política y la economía


Jueves 10 de noviembre de 2011
Edwin R. Jusino


Cuando vemos las noticias hoy en día, la mayoría de las promesas que los políticos hacen carecen de sustancia económica. No es que estén mintiendo, porque podemos asumir o tomar una postura que la mayoría si desean cumplir con sus promesas, sino que carecen de fundamentos económicos para cumplir sus promesas.

El mejor ejemplo que podría presentarles es las promesas de campaña del ahora gobernador Luis Fortuño. Fortuño corrió bajo un proyecto de gobierno de cero despidos, bajar las contribuciones, la luz y el agua. Pero, es incompatible, económicamente, que se bajen las contribuciones, no se despida a nadie, se baje la luz y el agua, en una recesión, y una crisis crediticia como la que afecta a Puerto Rico.

Te invito antes de seguir a que leas la columna previa que escribí: Lo que muchos niegan de la Economía de Puerto Rico.

En Puerto Rico prometen villas y castillos, sin explicar cómo y de donde proviene el dinero. Para colmo de colmos, por tradición el gobierno de Puerto Rico no puede operar bajo déficit,  forzando que los gobiernos opten por pedir prestado en vez de afrentar la crisis crediticia usando una sana política fiscal: disminución de gasto gubernamental (cesantías y privatización), o aumento de las finanzas del estado (contribuciones). Ambas maneras, por excepción de coger prestado, son altamente impopulares.


Debido a la crisis crediticia de Puerto Rico, hemos visto como el gobierno se ha visto forzado a tomar algunas medidas de austeridad, aunque no han sido lo suficiente. Claro está, la teoría de Keynes dice que para salir de una recesión es importante gastar, pero si el gobierno tiene demasiados déficits no puede pedir prestado. Es entonces cuando es necesario tomar medidas difíciles que a la larga nos aseguren una estabilidad económica. Esto, a pesar de que a corto plazo, dichas medidas de austeridad sean un agravante para la recesión.

Tomar medidas de austeridad no es fácil, ni es popular, pues alguien siempre saldrá perdiendo. Pero ¿no es peor si TODOS salimos perdiendo? ¿No es mejor que una pequeña porción sea la afectada? Hagan lo que hagan alguien siempre estará afectado.

Es importante que los políticos dejen de prometer villas y castillos, como está haciendo el actual senador y presidente del Partido Popular, Alejandro García Padilla. Recientemente divulgó un video diciendo lo que el haría siendo gobernador, pero entiendo que con las proyecciones económicas no sería hasta pasado el 2016 que veríamos una mejoría significativa, basado en estudios de la Junta de Planificación y el grupo Inteligencia Económica. Entonces ¿Cómo pretende financiar el gasto gubernamental? Esa es la pregunta que hago, y, habiendo escuchado argumentos del Partido Popular, entiendo que estarían incrementando las contribuciones de llegar al poder.


Como sociedad tenemos que tomar decisiones difíciles. Por ejemplo, ¿Qué es más importante para nosotros, la calidad o la cantidad en la Universidad de Puerto Rico? Para poder salvar el sistema universitario tenemos que tomar medidas más fuertes y dejar de poner parchos. ¿Realmente necesitamos 11 recintos en un isla 100x35 con 3.5 millones de habitantes? Son decisiones que como sociedad tenemos que tomar, y no esperar a que las decisiones se tomen por si solas y empeoren la situación del primer centro docente de Puerto Rico. 

1 comment:

Kiko Carpio said...

Creo excelente el ultimo recurso de la conferencia del Dr. Sotomayor. Y tengo que asentir cuando dice que las realidades económicas casi todo el tiempo son obviadas por los actores políticos con el propósito de ocultar las decisiones difíciles de austeridad. El problema de todo esto es que muchas de estas medidas no las tomamos nosotros como sociedad, que seria lo ideal, siendo estas medidas ya pre-elaboradas por entidades financieras encargadas de adelantar condiciones mas deseables para el sistema económico que vivimos.

No obstante hemos visto que estas instituciones evaluadoras nunca están conforme con las acciones tomadas por los mandatarios , dejándome claro a mi entender muy propio que no hacen mas que dirigir la orquesta en esta gran sinfonía disonante de sistemas financieros a favor de unos intereses muy alejados de las realidades que el ciudadano corriente vive a diario y siendo estos los principales promotores de que las clases mas bajas y medias sean la que carguen la crisis que ellos mismo colorean.