Monday, February 7, 2011

La crisis universitaria es un síntoma del ELA

Lunes 7 de febrero de 2011
Edwin R. Jusino

La huelga en la UPR ya va a cumplir un año, entre pausas y en sus diferentes etapas, y al día de hoy vemos que continúa en un espiral de estancamiento progresivo. Tanto en las esferas altas, como las esferas más bajas, de donde ha surgido la insurrección menos popular que ha tenido esta isla. La crisis fiscal y económica de la Universidad de Puerto Rico, está vinculada, o mejor dicho, entrelazada con la vida del Estado Libre Asociado.

El sistema colonial que impera en Puerto Rico es el causante que exista la dependencia y falta de voluntad política para tomar decisiones difíciles. Mientras cada día el sistema colonial, territorial, de Puerto Rico se vuelve ingobernable, vemos como este arrastra al abismo la gran institución que es la Universidad de Puerto Rico. La culpa no es de los ricos, ni de los pobres, ni de los derechista, ni de los izquierdistas, ni de populares, penepés, ni pipiolos; la culpa es de todos.

Cada uno de los ciudadanos estadounidenses de Puerto Rico tenemos la culpa de que la UPR, y nuestra isla estén ahogándose en el abismo que hemos enfrentado. No hemos querido ser valientes y tomar una decisión contundente en cuanto a nuestro estatus político. Siendo una colonia limita las opciones que tenemos para poder solucionar los problemas que nos aquejan, empezando por la educación. Sin un poder soberano para tomar decisiones vinculantes, siendo un estado de la federación o siendo una republica, no podemos resolver los problemas de raíz. Mientras, seguiremos poniendo parchos, y más parchos a un sistema político colonial que nunca ha sido una opción justa para nuestro pueblo.

Nuestro mismo sistema político colonial, busca perpetrarse, pues hasta que como pueblo no despertemos a la realidad que el ELA es un engaño, un grillete en una verja electrónica que nosotros mismos nos hemos impuesto, un sistema estático, que como un barco sin vela, está a la deriva sin rumbo y sin sentido. Asimismo es la UPR, una institución a la deriva, sin rumbo y sin sentido. Una institución que los enemigos de la igualdad y la libertad han usado como bastión político, en manera de perpetuar el sistema colonial.

Mientras sigamos jugando a la república dentro de la UPR, mientras sigamos tratando de implantar métodos que no sirven, y añadiéndole parchos al sistema roto, continuaremos perpetuando lo que debemos dejar morir. Si juntos exigimos, más allá de 0 cuota, y dejando a un lado los intereses político partidistas una universidad nueva, sería el primer paso a un nuevo renacer, a una nueva manera de buscar el bien de nuestra patria. Hay que exigir el fin de la colonia, desmantelando la manera colonial de pensar y fomentando el deseo de aspirar a más y mejor.

No comments: