Saturday, August 14, 2010

Carta a la iglesia de Puerto Rico

Sábado Agosto 14 de 2010

Puse también sobre vosotros atalayas, que dijesen: Escuchad al sonido de la trompeta. Y dijeron ellos: No escucharemos. Jeremías 6:16-18

Mis palabras están dirigidas solo a aquellos que claman y se llaman como si siervos de Jehová. Desde hace mucho tiempo el Espíritu de Dios lleva hablándole a la iglesia sobre lo que ha de venir para este terruño, mas muchas iglesias, en fin muchos siervos y hermanos han olvidado y han ignorado las palabras de Dios. Muchos también han dicho que el juicio de Dios no existe, y aun muchos conociendo la palabra han entrado en abierta rebelión contra las autoridades que Dios ha impuesto. ¿No es Jehová de los Ejércitos el que pone y quita Reyes? ¿No estamos como iglesia llamados a orar por nuestros líderes en el gobierno?

Acaso se nos ah olvidado que la Iglesia de Dios no es una terrenal, mas es una espiritual que cruza fronteras; la Iglesia de Dios es el cuerpo de Dios, a lo que significa que somos una familia. ¿Cómo así nos atrevemos a levantarnos en contra de nuestros hermanos? Romanos 1: 21 dice: “Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido”. ¿Seguirá la iglesia envaneciéndose en su propio conocimiento?

Hermanos, es hora de despertar y obedecer la ley de Dios. Es solo en la obediencia de su palabra que lograremos la victoria. No se turben, ni padezcan por lo que sus ojos ven alrededor. Comprendamos que Dios tiene todo bajo control, y que los tiempos que estamos viviendo fueron profetizados no tan solo por los atalayas de la modernidad, sino por el mismo Mesías: “Mirad que nadie os engañe. Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán. Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares” Mateo 24:5-7. Analícenlo bien y verán que esto es lo que esta pasando en Puerto Rico y lo que ha de acontecer.

La mayoría de nosotros hemos escuchado del terremoto que se ha profetizado para Puerto Rico. También hemos escuchado hablar de las guerras internas que ocurrirán en Puerto Rico; ¿No es esto lo que Jesús profetizo? Cuidado con los líderes religiosos que los exhortan a rebelarse contra el gobierno. Romanos 13: 1-5 dice: “Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos. Porque los magistrados no están para infundir temor al que hace el bien, sino al malo. ¿Quieres, pues, no temer la autoridad? Haz lo bueno, y tendrás alabanza de ella; porque es servidor de Dios para tu bien. Pero si haces lo malo, teme; porque no en vano lleva la espada, pues es servidor de Dios, vengador para castigar al que hace lo malo. Por lo cual es necesario estarle sujetos, no solamente por razón del castigo, sino también por causa de la conciencia”. Estamos llamados a orar por las autoridades no a rebelarnos contra ellas.

Muchos de nosotros somos culpables de desobediencia, pero el Espíritu Santo nos está llamando al arrepentimiento y a preparase para lo que Dios ha dictado para Puerto Rico. Todo aquel que escuche las advertencias de Dios y se prepare estará a salvo; pero aquellos que no tomen las advertencias hechas por los profetas de Dios, sufrirán al igual que sufrirán los impíos y enemigos de Dios.

No comments: