Wednesday, June 9, 2010

Exijamos una reforma universitaria Parte I

25 de mayo de 2010
Por Edwin R. Jusino

Creo que es hora de realmente hablar sobre los problemas reales que acogen a nuestro sistema universitario de la UPR. No, no es la certificación 98, ni mucho menos la Ley 7. Es la llamada Ley Orgánica de la Universidad de Puerto Rico. Esta ley no ha sido revisada desde los 1990’s, previo a la introducción masiva de los diversos medios de comunicación y tecnologías que existen en el día de hoy. Es momento de que TODOS los sectores de la UPR exijamos juntos por primera vez que se derogue la Ley Orgánica de la UPR y se reemplace por una ley que esté más actualizada a la realidad del siglo XXI.

Autonomía Real

Los recintos universitarios no deberían depender de una administración central. Cada cual debería ser realmente autónomo, y sus recursos solo usarlos para sus necesidades. Esto conllevara que se consoliden colegios en recintos. Los Recintos de Mayagüez, Rio Piedras, Aguadilla, Humacao y Ciencias Medicas permanecerían como están en la actualidad. El Colegio Universitario de Arecibo se consolidaría con la matricula, y profesorado del Colegio universitario de Utuado. El Colegio Universitario de Cayey se consolidaría con el Colegio Universitario de Ponce. Y ultimo, se consolidarían Bayamón con Carolina.

La consolidación de los recintos reduciría el gasto astronómico que tendrían que sufrir los recintos más pobres como Ponce, Cayey, Utuado, etc. La eliminación de estos recintos podría abrir paso al uso de las facilidades que no se vayan a usar para usos académicos, para usos de investigación u otros fines. Las facilidades del recinto de Utuado se podrían convertir en una escuela especializada semiprivada tipo UHS, que le de servicio a los municipios de la montana, preparando mejor los estudiantes de escuela superior de esos municipios. Igual pudieran hacer con las facilidades de los recintos de Carolina, y Ponce.

Estas escuelas ayudarían a la comunidad, ofrecerían becas, para los de escasos recursos, y daría una ayuda económica a los recintos que se hagan a cargo de ellas (Arecibo, Bayamón, y Cayey) como la UHS tiene cierta relación con el Recinto de Rio Piedras.

Con solo 8 recintos el sistema sería más fácil de manejar y más eficiente. Los recintos se convertirían no solo autoliquidadles, sino que también autosustentables. Dado a que los recintos serian autosustentables, no dependerían tanto de los fondos que el gobierno les asigne.

Para tener una autonomía real, la estructura de la administración central tiene que ser sustituida. La Junta de Síndicos y presidencia se debería sustituir con una Junta de Rectores, que entre ellos escogerían un Rector que sea quien rija la junta. Los rectores serian escogidos por las 3 comunidades importantes de la universidad: estudiantes, docentes, y no-docentes.


Democracia Real

El sistema democrático que actualmente está vigente en el manual de estudiantes está atrasado a la realidad a la que vivimos hoy en día. Los Consejos Generales se han convertido en un circo irrelevante que no aporta nada a la toma de decisiones y la solución de problemas. No tienen la autoridad para tomar ninguna decisión final y firme. Es tiempo de darles a estos Consejos un poder real.

El Consejo General de estudiantes hoy en día corre como un parlamento. Las facultades escogen a sus representantes a los consejos de facultad y luego de los consejos de facultades se escogen los representantes al Consejo. Son estos representantes que luego escogen al presidente del CGE, etc. ¿Confuso no? Los consejos por facultades se deben eliminar, son innecesarios, no tienen función alguna pues, de nuevo, no tienen poder para implantar nada.

Se deben crear dos estructuras de representación estudiantil viables. La primera seria una junta de organizaciones estudiantiles. En esta junta los presidentes y vice-presidentes de organizaciones estudiantiles que estén debidamente registradas en el recinto se reúnen para debatir problemas que acojan al recinto, y con poder de organizar actividades para recaudar fondos para diferentes propósitos que ayuden al estudiantado en general. Los fondos pueden estar dirigidos a comprar material para X o Y departamento, laboratorios, etc. Esta junta tendría un representante en el Consejo General de Estudiantes con voz y voto y un representante en el Senado Académico con voz y voto. El representante escogido para el Senado académico regirá la Junta, mientras que el representante al CGE será su alterno. Esta junta también se le consultaría al momento de escoger el nuevo rector, o de remover al rector.

El Consejo General de Estudiantes se reformaría con 2 representantes por facultad, que serían escogidos directamente por los estudiantes, 1 senador por facultad, que no tan solo serian escogidos directamente por los estudiantes de la facultad sino que también serian parte del Senado Académico, el representante a la junta administrativa, que sería escogido por todos los estudiantes del Recinto, el representante del JOE y el presidente y vice-presidente que correrían en bloque también serian escogidos por los estudiantes. El CGE tendría poder de veto en las decisiones que tomen los rectores dentro de la política del recinto, siempre y cuanto el Senado Académico también vete la orden. El Consejo General también tendría poder de ejecutar órdenes, siempre y cuando estas sean avaladas por el Senado Académico y el Rector del recinto, por medio de diferentes mecanismos: como referendos o asambleas estudiantiles.

¿Qué tipo de órdenes pudieran ejecutar el Consejo General? Pueden ordenar el cese y desiste de manifestaciones estudiantiles, serian los únicos que pudieran decretar paros definidos, pudieran censurar las acciones de sus propios miembros, y hasta destituir y convocar elecciones para cualquier cargo dentro del organismo.

El mecanismo de Asamblea Estudiantiles tiene que ser reformado. El Consejo General se le tiene que dar el poder de mantener el orden y el respeto dentro de las asambleas. Es por esto que el Consejo puede ordenar que la Guardia Universitaria remueva a cualquier estudiante, facultad, o no docente que este interviniendo con los procesos de la Asamblea. Los únicos dos cuerpos que estarían autorizados a convocar una asamblea estudiantil serian el CGE y la Junta de Organizaciones Estudiantiles (JOE). Cualquier asamblea auto convocada tendría que ser ratificada mediante un referendo, siempre y cuando la asamblea auto convocada logre recaudar el mínimo de un 25% del estudiantado del recinto. Deberían entonces entregar el listado de firmas al CGE quienes luego de evaluar la validez de cada firma, y siempre y cuando haya quórum tendrían que convocar un referendo para ratificar la asamblea auto convocada. Igual, para que una Asamblea General de estudiantes tenga quórum, se establecería que necesita tener un 25% del estudiantado mínimo durante toda la asamblea para que sea vigente cualquier decisión que se tome.

Cuando se convoquen las Asamblea Generales, el Senado Académico decretara un receso académico de 24 horas para que tengan tiempo de ejercer sus derechos democráticos. Toda decisión final que se vaya a tomar en una Asamblea General convocada por el CGE o el JOE deberá ser ratificada por medio de una votación cerrada: sea electrónica o sea por urna.

Los CGE y JOE tendrán que, por reglamentación, mantener al estudiantado informado por medios de todo lo que está ocurriendo en la universidad. Esto por medio de vistas públicas, programas de radio, programas de televisión, páginas de internet, “twitter”, “facebook”, etc.

En la segunda parte de mi propuesta estaré hablando más sobre la Junta de Rectores, los organismos docentes, y no docentes.

No comments: