Sunday, August 31, 2008


Mi tristeza
-
Fluye como un torrente tras mis espaldas
De una social irreverente sociedad existente en una ciudad
Que pulsa en el aire su veneno asfixiante de almas
Y la plaga se riega y riega regando la maldad.
-
El cantico de la verdad se disipa entre la chusma
La verdad se esfuma entre el humo de cigarrillos
Los gemidos insólitos de amores de falsedad
Entre falsos pilares de luz amarillos.
-
Soy esclavizado por los pensamientos mortales
Pensamiento inevitables llenos de falsedades
Pensamientos de loqueras que hacen maldades
Influenciando las constituciones de las mentes.

Friday, August 22, 2008

The Silence
The echoes of the past were heard in the soft chilling breeze that caressed the treetops of the town. A large Victorian like house stood near a leafless oak tree that stood as a silent guardian, a monument of things past. Large greenish skyscrapers could be seen far away, at a first glance they seemed to be mountains, but as the thick gray haze was dispersed by the rays of the sun the figure of buildings could be appreciated.
Death had been the only resident of this forsaken land for several years. It now wept, for it had no more souls it could claim. The eerie melody that the wind howled was a constant reminder of the absolute silence and the desolation that reigned over the barely visible bones of the inhabitants of the region. The wind carried the culprit; a bacterial pandemic had spread, and the only solution the inhabitants could find was that for those not infected to leave the region. Those infected were quarantined within the area and then…
Silence has ruled this desolate land for hundreds of years. Not a sign of its original inhabitants could be seen; maybe they were all but forgotten by the new order. Silence, silence and death are all that remain.

Wednesday, August 20, 2008

La casería de la carne
-
Mi carne ha de tenerme terror
Pues lentamente
Y sin misericordia he ido liquidándola
Eh dado golpes fuertes
Cada día que pasa de la vida.
-
Primero dejó de sentir el calor
En las noches de frenesí
Porque mi voluntad no volvió
A pararse contra una pared
Y dejarse seducir
-
El anhelo de mi mente-corazón
La cual tiene toda la razón
Fue de respetar el templo femenino
Y no darle al fuego más sazón.
-
Pero mi carne es astuta
Y se encadeno a los gemidos
Ensordecedores
Que vuelan en las noches.
-
Tanto estuve hasta que logre cortarme el oído
Para dejar de ver a la mujer
Como objeto, como una esclava
De instantánea gratificación.
-
Y así es como hoy
Le digo adiós a mis ojos
Y me despido de mi mano
Porque no volverán a tocarse
Para reducir las ansias de explosión.
-
Ya no volveré hacerle daño a mi alma
Y mi espíritu no gemirá de mañana
Porque la bestia que consume
La lujuria serpiente antigua
Le cortare su cabeza
Y seré libre para de veras amar
Y llegare al nivel
Donde mi carne no me controlara
Y podre disfrutar de mi amada
Sin la necesidad de someterla
Al ancient regime
Donde el amor se demuestra
Entre sabanas y corchas
-
El antiguo régimen machista
¡No me controlara!
Devolveré el significado al beso
Devolveré la pureza de una caricia
¡Y mi carne se subyugara a mí!
-
Adiós le digo a mi pasado
Un pasado de esclavitud
Frente al despotismo de la carne.